A 3 días de ser despedidos, los 23 ex trabajadores de la fábrica de alimentos balanceado continúan con su reclamo pacífico.
Se turnan para evitar que los camiones de empresa se lleven toda la materia prima, máquinas y productos terminados hasta que les paguen sus sueldos adeudados y la indemnizacion correspondiente.
Mañana podrían llegar a un acuerdo con los abogados de GEPSA, quienes ya presentaron una propuesta de pago con cheques a 60 días que fue rechazada.

Compartir